El fraude profesional al seguro aumenta un 500% en 2014

El fraude profesional al seguro aumenta un 500% en 2014

Uno de los frentes abiertos en el sector asegurador son sin duda los siniestro fraudulentos, aquellos que se notifican con el objeto de obtener un beneficio económico a costa de la póliza de seguros. Esto obliga a las entidades a destinar una parte significativa de sus recursos a detectarlos y prevenirlos.

El estudio II Mapa del Fraude en España que acaba de hacer público AXA permite conocer la evolución y tendencia actual de los siniestros identificados como fraudulentos. El resultado obtenido es que en 2014 se mantiene la línea ascendente de siniestros fraudulentos detectados, pese a que el aumento es menor que en el 2013, pasando del 1,12% al 1,2%.

TIPOLOGÍA DE FRAUDES

Los fraudes se agrupan en en tres tipos:

FRAUDE OCASIONAL U OPORTUNISTA: aquel en el que el asegurado aprovecha un siniestro real para añadir daños anteriores que no corresponden. Es la práctica más habitual de fraude.

FRAUDE PREMEDITADO: aquel en el que se reclaman daños reales pero por un siniestro que ha sido preparado para ser declarado a la entidad como tal.

FRAUDE ORGANIZADO: aquel llevado a cabo por bandas o tramas organizadas, pudiendo contar en ocasiones con la colaboración de profesionales del sector.

De todos los datos expuestos en el estudio publicado por AXA, los referentes al fraude organizado o profesional son los que resultan más llamativos. Y es que mientras que en 2013 se detectaron 7 casos, en 2014 este número se incrementó hasta los 45 casos, lo que supone un aumento de más del 500%.

Ejemplo práctico fraude organizado un constructor con negocios de alquiler inmobiliario de segundas residencias en zonas costeras aseguraba las viviendas y daba pequeños partes de siniestros simulados para reparar los apartamentos en temporada baja y tenerlos preparados para alquilar en periodo de vacaciones. Se trataba de pequeños partes que reparaban sus propios proveedores y cuyo reembolso solicitaba a la aseguradora. Pensaba que por tratarse de pequeñas cantidades pasarían desapercibidos.

Pese a ello el fraude organizado o profesional representa únicamente el 1% del total de fraudes detectados.

FRAUDES POR RAMOS: AUTOS, MULTIRRIESGO Y DIVERSOS

Del análisis realizado atendiendo a la línea de negocio se desprende que en 2014 el ramo de Autos sigue siendo el que concentra un porcentaje mayor de fraudes, seguido por el Multirriesgo (Hogar, Comercio y Oficinas, y Comunidades) y finalmente el ramo de Diversos (RC, Transportes, Industrias, Salud, Accidentes y Vida); mientras que en la comparativa con los datos registrados en 2013 el ramo de Multirriesgo es el que ha experimentado un mayor crecimiento.

La reflexión final a todo ello es que las reclamaciones fraudulentas al seguros no solo tienen consecuencias negativas para las entidades aseguradoras, por las pérdidas económicas que representan, sino que este perjuicio se traslada a la prima del seguro que debe pagar el resto de asegurados. Así pues, el trabajo de prevención, detección y persecución representa un beneficio en forma de ahorro para los clientes de las entidades.

Fuente: AXA