Encender la luz a las 20.00 horas de hoy tendrá un coste histórico

Encender la luz a las 20.00 horas de hoy tendrá un coste histórico

Cuando hoy, a las 20.00 horas, demos a un interruptor o pongamos en funcionamiento algún electrodoméstico en casa, estaremos pagando la luz a un precio de máximo histórico, 92 euros por megavatio hora, más del doble que hace tres meses. Casualmente (o no), este hecho se da el día de más frío de lo que llevamos de invierno, y ni siquiera tendremos tiempo de pensar que esto sea el pico porqué en la subasta de hoy miércoles se registraran nuevas subidas, por lo que mañana será otra vez más caro encender la luz, la calefacción eléctrica o poner la lavadora

grafic luz_2

¿Hay explicación a esta subida?

Según el ministro de Energía, Álvaro Nadal, el precio desorbitado de la luz se debe, a grandes rasgos, a tres motivos:

  • La subida del precio del petróleo.
  • Escasez de viento y lluvia (la aportación de la energía eólica e hidráulica a la producción de energía es escasa durante estos días)
  • La paralización de una cuarta parte del parque nuclear en Francia, por lo que el mercado español, ha tenido que poner a funcionar a una parte del parque térmico para suministrar electricidad al país vecino, lo que ha encarecido el precio de la electricidad.
¿Cómo se fija el precio de la luz?

El precio de la electricidad viene determinado por dos componentes:

Componente regulado: definido por el Gobierno, responsable de fijar los peajes eléctricos, que cubren los costes correspondientes al transporte, distribución, las subvenciones para las energías renovables y la amortización del déficit de tarifa, además de otros costes como el bono social.

Componente variable: definido por los actuales mecanismos de mercado establecidos entre empresas productoras de electricidad y comercializadoras y consumidores directos en un mercado mayorista. Existe un mercado diario (cada día hay 24 subastas, una por cada hora, con precios distintos). El objetivo de este mercado diario es el definir el precio y las cantidades de energía que las empresas productoras van a verter a la red eléctrica y que la demanda de consumo va a absorber de ella durante una determinada hora. En el coste final intervienen también otros mercados reguladores y de ajuste del programa y precio alcanzado en ese mercado diario.

No obstante, de la factura que paga el consumidor final, el 37% corresponde al consumo de la luz. El resto se reparte, a grandes rasgos, entre impuestos (21%) y peajes (42%). Estos forman la parte regulada que determina el Gobierno y que incluye los costes de la actividad del transporte, de la distribución, de las primas a las renovables, los sobrecostes de la generación en las islas, la amortización del déficit de tarifa, el bono social, etc…

Según el sistema actual que fija el precio de la luz, los costes por megavatio registrados en la subasta de un día se aplican al consumo del día siguiente, por ello hoy pagaremos (nunca mejor dicho) las consecuencia de la subasta celebrada en el día de ayer, donde se fijó este nuevo máximo que no se daba desde diciembre de 2013, momento en el que, recordemos, el gobierno intervino tras la subasta que indicaba un aumento del recibo del 11%, una intervención inédita a instancias de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia y justificada por sospechas de manipulación de precios. A partir de ese momento, y de acuerdo a lo establecido en el Real Decreto 216/2014, de 28 de marzo, Red Eléctrica, se introducen diversos cambios, entre ellos cambios en la terminología:

REFORMA ELÉCTRICA

ANTES DESPUÉS
SUMINISTRO DE ÚLTIMO RECURSOS SUMINISTRO DE REFERENCIA
COMERCIALIZADORAS DE ÚLTIMO RECURSO COMERCIALIZADORAS DE REFERENCIA
TARIFAS DE ULTIMO RECURO (TUR) PRECIOS VOLUNTARIOS PARA EL PEQUEÑO CONSUMIDOR (PVPC)

El Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) pasa entonces a ser el sistema de fijación del precio de la luz para clientes de mercado regulado (clientes que tienen contrato con una Comercializadora de Referencia, sea, por ejemplo, Endesa) con una potencia contratada menor o igual a 10 kW.

A partir de la entrada del PVPC, desaparecieron las subastas trimestrales para la fijación del precio de la energía que se venían usando. Desde ese momento el precio de la electricidad lo calcula Red Eléctrica de España (REE) de forma diaria en función de los precios por hora de la energía en el mercado.

Con este sistema, el precio de la luz puede cambiar cada hora según evolucione el mercado eléctrico. Es decir, el importe de tus facturas dependerá de factores como el clima o la demanda de la energía.

La alternativa que permite evitar pagar las fluctuaciones del precio de la luz es contratar con la compañía de la luz un precio que se aplique al consumo de energía durante 12 meses.

 

Fuente: El Pais / Endesa / Omie / Galde